Mi Carta a mi niña Interior

Desde hace mucho tiempo llevo este deseo de poder comunicarme con mi yo interior. Llevo anos deseando poder hacer enmiendas con mi niña interior. Es que tengo tantos recuerdos de ella y quien era… que solo de recordarla me da nostalgia. Mi yo interior, mi niña dentro era una persona super alegre divertida espontánea y muy feliz. Muchos de mis recuerdos internos son lindos, compartiendo con mi hermano y mi madre y con amigos dentro de la religion que pertenecí. Mi niña interior era sonadora y romántica, escribía poemas desde que aprendió a escribir.. y amaba sonar despierta pensando que el mundo era un mundo de fantasia, de sueños hechos realidades, de amor apasionados y mas. Creo que sonaba demasiado alto…

Aun así había otro lado de mi niña interior, que era totalmente lo opuesto, era una persona terca, ideosa, rebelde y melancólica. Con el pasar del tiempo ambas partes se fueron escondiendo, y mi YO de ahora entra dentro de la reforma “adulta” donde encajo en el molde de todas las personas adultas, donde no puedo decir lo que quiero cuando quiero… sino que tengo que callar. O no puedo ser espontánea y salir a hacer algo espontáneo, por que como adulta, me vería irresponsable.
Pero siempre e sentido alguien dentro de mi con vida, una persona infantil que me llama y me busca para poder recolectarnos, y por siempre estar ocupada o sin deseaos de hacer esa conexión, no lo he hecho.

Pues este blog es dedicado a mi niña interior y esta es la carta que decide escribirle.

Mi nina aun te recuerdo con tanto cariño… tengo tantos recuerdos de lo linda y sentimental que eras.. cuando me pongo a pensar en ti recuerdo como te sentabas al lado de la ventana en Guapilo mirando directamente hacia la luna y te inspirabas en ella para escribir. Eras ilusa inventando un mundo que no existía todavía, pero que lo creabas en tu mente creativa, pensabas siempre que querías crecer, que tu vida seria feliz con el amor de tu vida, con una familia, con amigos, y con mucha seguridad emocional. Siempre escribías con deseo de ser cuidada, querida, mimada … y ahora que te recuerdo entiendo por fin por que siempre tenias ese deseo.

Aparte de ser un deseo normal de sentirse querida, siempre cargaste un vació y una ausencia… pero en ese momento se que no lo entendías, ahora te digo que ese vacío, era la falta de una figura paterna. Ese deseo de tener estabilidad emocional, venia de nunca haber tenia un papa que te crie, que te muestre carino y que te enseñe que nunca se iría. Te recuerdo cuando llorabas por que tu papa no te camino a tu graduación, por que tu mama siempre estaba preocupada si tendríamos dinero para pagar todo sola y como maniatamos en la oscurana desde la carretera ha casa .. una mujer con dos niños pequeños caminando en la oscuridad de la noche por mas o menos un kilometro.. Te recuerdo, no me e olvidado… Te sentías triste, por que otras niñas de tu edad tenia a su papa y mama juntos y veías como ellas vivían mejor, como no tenían que sufrir… no como tu, tu hermano y tu mama.

Se que el abandono fue algo que te marco desde tu ninez y te hizo desconfiar de los hombres, por que pensaste que serian como tu papa, que se fue… que no se quedo.. que siempre buscaste cubrir esa figura paterna.. porque había una necesidad emocional que llenar. Entiendo que buscaste eso a medida que fuiste creciendo y eso te hizo tomar malas decisiones. Te casaste no por amor, por que nisiquiera sabias que era amar. Sino, por buscar algo seguro y pensaste que el matrimonio te lo daría, eras muy ingenia e inocente. No escuchabas a nadie y la terquedad fue una de tus debilidades mas grandes. Te pusieron en problemas mayores desde muy temprano en tu vida que jamas debías haber pasado. Ojalá hubieras escuchado tu instinto quien te dijo que no debías casarte. Pero se que tu debilidad también era no pelear por ti misma. Te enseñaron a ser obediente, a discutir, a no levantarte por tus sueños, como lo era estudiar veterinaria. Siempre fuiste obediente, por que querías ser el ejemplo de todos. Buscabas la aprobación y aseguranza de los demás.. para sentirte segura de ti misma.. Aunque por fuera parecias fuerte, por dentro lo que mas querías era ser admirada, por que no creías en ti misma y la confirmación de otros, era lo que acreditarían quien eras.

Ahora entiendo tanto de ti… muchas de tus debilidades fueron mas fuertes, que te llevaron a mi.. a quien soy hoy.. Pero quiero que recuerdes que has sobrevivido tanto sola.. has crecido, has desarrollado fortaleza, convicción, madurez, lealtad a ti misma, algo que jamas tenias cuando eras pequeña. Se también que cuando te expulsaron, te sentiste sumamente sola en el mundo. Te dio miedo las primeras noches, por que te viste sola, totalmente sola en un mundo tan peligroso y áspero. Te recuerdo cuando ni siquiera querías salir de cama, por que no querías enfrentarte al mundo de afuera.. recuerdo como preferías dormir, por que el sueno te llevaba a otro mundo, por que tenias miedo de tu mundo real.

Pero como poco a poco te fuiste levantando.. aunque con eso, muchos de tus sueños murieron. Tu sueno de ser feliz, de ser espontánea en la vida.. tus miedos crecieron, te prometiste no confiar en nadie, te prometiste no creer en ninguna palabra, en endurecer tu corazón, para así protegerte y no sufrir, no llorar. Te olvidaste de tu esencia.. te olvidaste esa luz que brillaba en tu inocencia… por que ya no eras inocente, por que la vida siendo tan dura, te la quito. Pusiste murallas de aislamiento por temor que te apegaras a alguien, esa persona se fuera de tu vida, y tendrías que sufrir nuevamente el dolor del abandono.

Entiendo todo lo que hiciste, y por que lo hiciste… entiendo que cuando te veías al espejo, no te veias bella, nisiquiera agradable. Siempre luchaste con tu imagen exterior, por que no te gustaban tus características físicas, y peor aun cuando te mudaste a eeuu. Veias ojos azules, piel blanca, aspectos físicos bellos de otros, y te mirabas y solo veías deficiencias. Pero te olvidaste que lo mas bonito que cargas es tu esencia. Tu luz interna, donde nadie se aprecia a ti. Eras tan ilusa … tan llena de vida, tenias ansias por crecer y experimentar la vida.

Me duele mucho que no hayas podido tener el Happy ending que siempre sonaste. Pero si algo e aprendido ahora yo, adulta, es que lo único que me dejo libre fue el perdón. Perdone a mi madre y a mi hermano, por sus ausencias… y los amo igual que siempre.. perdone a mi padre por negarme la oportunidad de crecer sabiendo que era tener un papa y una mama en casa. Aunque lo perdone, todavía lucho con entender que es tener un papa, por qué no lo se que es. Perdone a todos los que me hicieron daño, y de algún modo hicieron que mis miedos y temores crecieran… pero quiero pedirte perdón a ti, a ti mi niña… por no haberte sabido cuidar, por no haberte prestado atención, por no escucharte… por haberte causado tanto dolor. Perdóname… por que sigues existiendo dentro de mi… Te amo, y te prometo cuidarte de aquí en adelante.. prometo ensenarte a verte bella, a verte feliz, a volver a sonar, a volver a vivir con una fantasia… como la que tu tenias.. Volveremos a estar juntas..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: